Corazón creado en impresora 3D - revolución en trasplantes de órganos

Revolución en trasplantes: Científicos crean un corazón con impresora 3D

Aceptarías un trasplante de corazón creado en un laboratorio e impreso por una impresora 3D? Un corazón de silicona que late casi como un corazón humano puede marcar la revolución de los trasplantes de órganos.

Un equipo de investigación del ETH de Suiza ha creado el primer corazón artificial que es completamente blando y con el mecanismo de bombeo logrado al hacer ventrículos de silicona. Todo con una impresora 3D.

Corazón creado en impresora 3D - revolución en trasplantes de órganos

Corazón creado en impresora 3D – revolución en trasplantes de órganos

Corazón de silicona creado por en impresora 3D

El corazón de silicona ha sido desarrollado por Nicholas Cohrs, un estudiante de doctorado en el grupo dirigido por Wendelin Stark, profesor de Ingeniería de Materiales Funcionales en ETH Zurich.

Hasta ahora, se habían intentado crear corazones con partes metálicas que ayudaran al bombeo de sangre, pero el problema con estos modelos a la hora de trasplantes es que la integración entre las partes metálicas y plásticas con el paciente pueden generar dificultades, sobre todo a la hora de dañar la sangre por su movimiento poco natural.

“Por lo tanto, nuestro objetivo es desarrollar un corazón artificial que es aproximadamente del mismo tamaño que el propio paciente y que imita el corazón humano lo más cerca posible en forma y función”, afirma Cohrs.

Según la nota de prensa del laboratorio, “un corazón artificial que funcione bien es una necesidad real: alrededor de 26 millones de personas en todo el mundo sufren de insuficiencia cardíaca, mientras que hay una escasez de corazones donantes para trasplantes.

“Las bombas de sangre artificial ayudan a salvar el tiempo de espera hasta que un paciente recibe un corazón donante o su propio corazón se recupera.”

Nueva dirección para los trasplantes de órganos

El equipo demostró con las pruebas que básicamente el corazón funciona y se mueve de manera similar al corazón humano. Sin embargo, el diseño del ETH dura sólo 3,000 latinos, o lo que sería menos de una hora, lo que significa que no es apto para el uso médico.

Pero Cohrs explica que la creación del corazón “fue simplemente una prueba de factibilidad. Nuestro objetivo no era presentar un corazón listo para la implantación, sino pensar en una nueva dirección para el desarrollo de los corazones artificiales”.

Y no sólo para los corazones, esto significa una revolución en el trasplante de órganos ya que no se dependería de los donantes casi en exclusiva.

Lea la nota de prensa oficial aquí.

Encuentre aquí más noticias de innovación y emprendimiento.

Sin comentarios

Popular